Realizado por Héctor Linares González.

Universidad Autónoma de Madrid.

LA CRISIS DE LA SOCIEDAD RURAL E INICIOS DE LAS TRANSFORMACIONES AGRÍCOLAS EN EL SIGLO XVII. 

El sector agrario fue el que peor salió de la crisis del siglo XVII. En el caso de la producción de los cereales cayó de una forma estrepitosa, en los mejores momentos del siglo XVII se llegaron a niveles del siglo XVI, es decir, una productividad muy mala.  Se produce un estancamiento de la producción. Es en la Europa Noroccidental donde el estancamiento y la caída de la producción es menor, donde incluso hay etapas de recuperación  a mediados del siglo XVII.  En cuanto a Inglaterra, solo fue durante el periodo de la guerra civil cuando se produjo una crisis de la productividad agraria.  En el área mediterránea la regresión productiva fue más temprana  y después experimentó una leve recuperación. En Castilla se produjo una regresión, en el literal fue muy leve y en Cantabria incluso hubo una buena productividad.   Es en Europa Central donde la crisis es de gran gravedad, hasta el siglo XVIII no se produce la recuperación. 

ImagenLas explotaciones agrícolas también sufrieron un leve retroceso. El descenso de la productividad llegó al 17% en Europa Oriental, del 18% en Alemania y en Inglaterra un 13%, además como caían los precios los problemas de la explotación agraria aumentaban.  Solo el área noroccidental sufrió una mejoría considerable, cuando los precios aun seguían el alzas, de ahí que la desecación de los Polders de los Países Bajos  la crisis del mundo rural. omunales para incrementar sus propiedades señoriales. esto   Todo para incrementar su apropiaci el I fuera de una gran intensidad en esa fase.   Pero si con el estancamiento de la producción el panorama era sombrío hay que sumarle los mecanismos que usaron los señores para garantizar sus beneficios.  Todo para incrementar su apropiación del producto agrícola.  Ocuparon los bienes comunales para incrementar sus propiedades señoriales. Esto agudizó la crisis del mundo rural.  Esta presión ejercida por lo señores se le sumo la del estado que subía los impuestos por los motivos bélicos y por la construcción del absolutismo. En Europa central esta crisis se agudizó en extremo por las medidas de  los señores. Los señores acabaron con las pocas tierras de uso comunal que poseían los campesinos. Se produjo una agrupación del poder y propiedad de la tierra en un grupo selecto de la aristocracia rural.  Esto hizo que el proceso de servidumbre se fortificará, algo que ya se venía dando desde el siglo XV.  Además con la excusa de la guerra los señores se hicieron con todo el poder, y dieron al campesinado aun más trabajo, les aumentaba el numero de horas de corveas, todo para tener un mayor beneficio. Todas estas actuaciones lo que hacían eran empeorar la situación de productividad y de la vida del campesinado.  En Europa Occidental el campesinado también estaba endeudado, es cierto que no había esclavitud como en la Europa Oriental por la crisis demográfica del siglo XIV, pero la situación también empeoró porque el señor vivía de una renta fija y con la variación  de los  precios y la baja productividad se vieron perjudicados y tenían que buscar beneficios por otros medios.  En Inglaterra se produjo la desaparición del campesinado pequeño tras 1660. Se quitaron las trabas feudales que hacían que todo el poder de la tierra no pudiese estar solo en unas manos, además se empezaron a cercar las tierras, desaparecieron los espacios comunales de los campesinos.

Imagen

La presión de estos propietarios que  administraban con mayor eficacia la tierra, fueron los arrendatarios quienes introdujeron las mejoras en sus tierras para poder escapar de la caída de los precios mediante un aumento de la productividad. Los vínculos que existían con los Países Bajos hicieron que la tecnología y los métodos que allí se usaban pasaran a darse en Inglaterra. Se eliminó el barbecho y se dio importancia a las plantas forrajeras las cuales daban de alimento a los animales y fertilizaban la tierra. El cereal quedó en segundo plano y los cultivos intensivos aumentaron. Esto favoreció un incremento de la producción del cereal. La política del gobierno también fomentó este modelo en todo el estado. Esto produjo que Inglaterra llegase a autoabastecerse a finales de la centuria.  El resto del continente la respuesta a la baja productividad tuvo una respuesta más tradicional. El cereal seguía teniendo su papel de protagonista en la agricultura. Solo se hicieron pequeños ajustes. La reducción de la producción afectó sobre todo a los cereales panificables. Mientras que el centeno y la avena se mantuvieron mejor por el hecho de que podían destinarse a la alimentación ganadera. La mayor innovación en materia del cereal fue la difusión del maíz. Se había difundido desde el siglo XVI, en Galicia. Tenía una gran productividad. Y como se podía insertar en sistemas de rotación de cultivo se pudo abandonar el barbecho. Dio buenos resultados en las explotaciones campesinas. Otro nuevo cultivo fue el arroz, en Italia se dio mucho. Daba mucha productividad también. También se dio el cultivo de la morera en Francia y en Italia, lo que llevo también a la producción de la Seda. Finalmente la viticultura se fomentó mucho en Francia. La crisis hizo que se produjera una enorme diversificación del sector agrícola  y sentó las bases de la especialización regional. 

BIBLIOGRAFÍA

FLORISTÁN, A. Manual de Historia Moderna Universal, Ariel Historia, Barcelona, 2005. 

About these ads