CURIOSIDADES DE LA MÚSICA.

 

 

Por Javier Duque. jduque@ucm.es

 

¿Sabías que…

 

s La famosísima bagatela para piano conocida como «Para Elisa» debe su popular nombre, según parece, a la confusión de algún copista a la hora de transcribir el manuscrito original de la partitura. Debido a la mala legibilidad de la dedicatoria, donde parece estar escrito «Elisa» debe leerse, en realidad, «Teresa». Así, la bagatela debiera ser conocida como «Para Teresa». 

 

s Las famosas cuatro primeras notas de la Quinta Sinfonía de Beethoven fueron utilizadas en las transmisiones radiofónicas de la Segunda Guerra Mundial para fortalecer los ánimos, dado que en el código Morse tres puntos y una raya (esto es, tres notas cortas y una larga) equivalen a la «V», es decir, «Victoria». 

 

s A los catorce años Mozart era ya un afamado genio precoz que viajaba con su padre para dar distintos conciertos por ciudades y cortes europeas. Fue a esa edad cuando, pasando por Roma, acudieron ambos a la Basílica de San Pedro del Vaticano para escuchar un concierto que se ofrecía en la Capilla Sixtina y en el cual se interpretaba un famoso Miserere, obra de Allegri, cuya partitura era celosamente guardada y sobre la cual pesaba la prohibición de copiarla o reproducirla fuera del Vaticano. 
Tras el concierto, y ya en su alojamiento, el joven Mozart fue capaz de transcribirla de memoria nota por nota sin equivocarse, con lo que la partitura dejó de ser secreta y Allegri alcanzó cierta posteridad que de otra forma se le hubiese negado. 

 

s La música clásica de la India, se divide en dos estilos muy diferenciados entre sí, a pesar del oido de muchos occidentales. La música carnática (la música del sur del pais) y la música indostánica (la música del norte)

 

s El genial compositor, Manuel de Falla, tenía una personalidad un tanto especial.
Entre sus múltiples manías se encuentra una fuerte aversión a la suciedad, hasta el punto de tener que desinfectar personalmente con alcohol cada una de las teclas del piano en el que tocaba cuando daba un concierto, por el simple hecho de que había pasado por muchas manos. Tenía fobia a los microbios. Incluso llegó a desarrollar una tendinitis de tanto lavarse las manos.

 

s El piano en un instrumento que habitualmente se toca con las dos manos. Sin embargo, el compositor francés Maurice Ravel escribió un concierto exclusivamente para la mano izquierda dedicado a un pianista amigo suyo que acababa de perder la mano derecha en la guerra.

 

s El compositor John Cage cuenta que, en cierta ocasión entró en una cámara anenoica para hacer experimentos en un ambiente en el que no se produjera ningún sonido. Cage escuchó con toda atención y llegó a la conclusión de que, a pesar de todo, oía dos sonidos, uno grave y otro agudo. Los científicos le informaron de que el sonido grave era su propia sangre circulando y el agudo su sistema nervioso funcionando. Cage llegó a la conclusión de que el silencio no existe.

 

s Mozart y Haydn eran grandes amigos y se profesaban una admiración mutua. Una vez Mozart quiso gastar una broma a Haydn y le presento una partitura diciéndole: 

 

 

 – Maestro, ¿a que no puede usted tocar esta pieza? 

 

Haydn fue hacia el piano, dispuso la partitura en el atril y empezó a tocar sin problemas. Pero llego un momento en el que se vio obligado a dejar de tocar y dijo a Mozart: 

 

 – No puedo continuar. Has escrito una nota que es imposible de tocar puesto que me faltan dedos.

 

Esa nota debía tocarse en la parte central del teclado y Haydn tenia ambas manos ocupadas en los extremos. Mozart sonrió y dijo a Haydn:

 – Déjame a mí.

 

Toco desde el principio y al llegar a la nota problemática agacho la cabeza y la toco con la nariz. Haydn dijo: 

 

 – Verdaderamente tocáis con toda el alma, pero también con todo el cuerpo. 

 

s Georg Friederich Heandel solía acompañar él mismo sus representaciones en el teatro de ópera desde el clave, y el público no hacía caso a ninguna otra cosa. Un tenor muy pagado de sí mismo amenazó con saltar desde el escenario sobre el clave si aquello continuaba así. Haendel le hizo al cantante la siguiente propuesta: “Infórmeme antes, por favor, de qué noche quiere realizar esa pequeña acrobacia. Así podré darlo a conocer entonces en los carteles. ¡Seguro que con ello puede ganar más dinero que con su canto!”

 

s Estaba un día de visita en casa de una dama. En medio de la conversación, empezó a ladrar el perrito de la señora. Sin vacilar, Haendel cogió el perro y lo arrojó fuera de la habitación. Pero, maestro, ¿por qué hacéis eso? -pregunto indignada la dama. A lo que heandel respondió:

 – ¡Desafina al ladrar!

 

s La música mejora el vocabulario. De acuerdo con una reciente revisión publicada en la revista Nature Reviews Neuroscience por Nina Kraus, de la Universidad Northwester (EE UU), durante el entrenamiento musical para tocar un instrumento se establecen conexiones neuronales que mejoran también otros aspectos de la comunicación humana. De ahí que los niños con formación musical tengan un mejor vocabulario y capacidad de lectura. También explica por qué los músicos son capaces de escuchar mejor una conversación cuando hay ruido de fondo que el común de los mortales.

 

s Santa Cecilia fue una Santa, mártir de los primeros tiempos del cristianismo. Durante años la santa se entregó su vida a los más pobres, y fue arrestada por propagar la fe cristiana. La encerraron en el cuarto de calefacción de unos baños romanos con la intención que falleciera asfixiada, pero como no moría al final la degollaron. Era recordada en liturgias cristianas con la frase:”Morte Candentibus Organus”, (murió con los órganos quemados). Una mala trascripción, en el siglo VI, cambia el texto a: “Morte Cantantibus Organus”, (murió cantando). Desde entonces se la considera la patrona de los músicos.

 

s Tanto si reproducimos una canción de Lady Gaga como si optamos por un disco de música clásica, escuchar música mientras desarrollamos una tarea cognitiva -como estudiar o redactar un informe- reduce el rendimiento, según un artículo publicado hace poco en Applied Cognitive Psychology. Lo mejor en estos casos, dicen sus autores, es el silencio.

 

s En una cena celebrada en Berlín en honor a Brahms, el anfitrión propuso un brindis: “por el más grande de los compositores”. Brahms se levanto de inmediato y, alzando su copa, dijo: “Por Mozart”.

 

s El compositor del siglo XVII Jean-Baptistet Lully, murió al gangrenársele una herida que se hizo en el pie con un bastón que utilizaba para llevar el compás durante la interpretación de una de sus composiciones.

 

s Científicos de la Universidad de Brunel demostraron en 2008 que escuchar cierto tipo de música, fundamentalmente de los géneros rock y pop, podemos aumentar nuestra resistencia al ejercicio físico intenso hasta un 15%. El estudio fue publicado en la revista Journal of Sport & Exercise Psychology.

 

s La música alta en los bares incita a beber más alcohol en menos tiempo, según una investigación francesa difundida en 2008 por la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research. Además, cuanto más alto es el volumen de la música más rápido se consume la bebida.

 

s Científicos del Centro Médico de la Universidad de Maryland han demostrado que escuchar música puede beneficiar al sistema cardiovascular tanto como hacer ejercicio o tomar ciertos medicamentos. Concretamente, analizando la respuesta de los vasos sanguíneos con ultrasonidos mientras escuchamos música, Michael Miller y sus colegas comprobaron que el diámetro de los vasos, medido en la parte alta del brazo, aumenta un 26% con nuestra música favorita. En contraste, la música que calificamos como estresante hace que los vasos se contraigan un 6%. Los experimentos mostraron también que escuchando canciones que invitan a reír los vasos sanguíneos se dilatan un 19%, mientras que la música relajante produce una expansión del 11%.

 

s El instrumento musical más caro del mundo es el piano Steinway, modelo Z, de John Lennon. El músico compró este instrumento en el año 1970 y siempre estaba en el cuarto de su casa de Tittenhurst Park, en Inglaterra. Fue adquirido en una subasta en el año 2000 por 2.1 millones de dólares por el cantante George Michael.

 

s Estudiando los cerebros de 15 sujetos con ayuda de resonancia magnética funcional, Yulia Lerner, de la Universidad de Tel Aviv, demostró el año pasado que cerrar los ojos aumenta el efecto emocional que nos produce la músca. Concretamente la doctora Lerner utilizó música de miedo del estilo de la empleada por Alfred Hitchcock en sus películas.Y comprobó así que la actividad de la amígdala, una zona del cerebro vinculada a la sensación de miedo, aumentaba mucho más con los ojos cerrados que si se mantenían abiertos.

 

s La canción que más gente se empeña en intentar cantar cuando suena en algún sitio, pese a no tener ni idea de la letra, se encuentra el clásico “We are the champions“, tarareado en multitud de finales futbolísticas de gran envergadura. Impagable ver a los jugadores en primer plano levantando el puño y moviendo la boca al buen tuntún, intentando que parezca que se la saben. El segundo lugar lo ocupa “We Will Rock You”, donde “Arierican, werican, wenquéin” suele ser el intento más repetido.

 

s La guitarra más cara era propiedad de Eric Clapton y se llama “Blackie”; era de la marca Stratocaster. Rompió todos los récords de las subastas de Christies en Nueva York en el año 2004: alcanzó los 959,500 dólares.

 

s Se cree que si un copista tratara de transcribir toda la obra musical de Wolfgang Amadeus Mozart tardaría 25 años en completar la tarea, trabajando 10 horas diarias. El músico murió a los 35 años de edad.

 

s El 24 de febrero de 1968, el público dedicó al tenor italiano Luciano Pavarotti, tal cantidad de aplausos que logró que el telón de la Deutsche Oper de Berlín se levantara 165 veces consecutivas, durante la hora y siete minutos que duró el homenaje. Esa noche, el cantante interpretó el papel de Nemorino en la ópera L’elisir d’amore, de Gaetano Donizetti.

 

s El compositor Sergei Prokofiev, uno de los máximos representantes de la escuela de composición soviética, hizo su primera ópera “El Gigante” a los siete años de edad. En esta obra musical utilizó, solamente, teclas blancas.

 

s El virtuoso violinista Nicolás Paganini era un estuche de mitos y leyendas. Por ejemplo, se dice que usaba, a propósito, cuerdas de violín gastadas, para que se trozaran durante la interpretación y sorprender a sus espectadores. También se cuenta que tenía unas manos tan largas que alcanzaban los 45 centímetros de largo. Otra leyenda asegura que, solía perder sus ganancias de un concierto en la mañana siguiente, porque era aficionado al juego y, alguna mañana, su violín apareció en la casa de empeño, sólo cinco minutos antes de un concierto.

 

s El instrumento musical más antiguo es una flauta de 20 centímetros tallada en hueso de buitre, que fue encontrada en Hohle Fels, al sur Alemania. Su antigüedad se calcula en 35,000 años.

 

s Según un estudio realizado hace unos años en las universidades de California y Arizona (EE UU) y publicado en Science, el oído derecho recoge mejor los sonidos del habla, mientras que el izquierdo, responde mejor a la música. “Incluso al nacer, el oído está estructurado para distinguir entre los diferentes tipos de sonidos y enviarlo al lugar correcto en el cerebro”, concluía una de las autoras del estudio, Barbara Cone-Wesson.

 

Javier Duque,

Noviembre de 2012.

Anuncios