LA CASA  IMPERIAL DE HABSBURGO.

Por Héctor Linares González. Hector.linares@estudiante.uam.es

La Casa de Austria nace en la Suabia, durante el reinado de Otón “El Grande”. El primer Emperador de la Casa de Habsburgo fue Rodolfo I en el siglo XIII, en 1273. La Casa de Austria siempre había usado para ganar territorios un sistema que se llamará “estrategia Silenciosa, o REX NULIUS” dado que nadie se da cuenta de forma flagrante, esto se produce mediante las uniones matrimoniales. El lema de los Habsburgo es “Que otros hagan la guerra, tu feliz Austria, contrae matrimonios”. Así fue teniendo cada vez más patrimonio y tierras. Tenía desde siempre grandes relaciones con el Emperador de turno, sabían que si tenían con ellos buenas relaciones pocas veces le denegarían algo. La REX NULIUS fue el sistema de ocupación de tierras por parte de los Habsburgo, había una antigua ley del Imperio que decía que las tierras de nadie eran de quienes se apropiaban de ellas. Ellos usaron esa técnica de ocupación. Mucho tiempo estuvieron sin el reconocimiento imperial hasta que el Emperador les dio su visto bueno. En 1520, por matrimonio, acceden al Reino de Bohemia por matrimonio. Después de perder el Imperio, después de perder el imperio, tras Rodolfo I, quieren hacer una estrategia para avanzar socialmente y de privilegios. Ellos no quieren ser meros príncipes del Imperio, necesitan tener una dignidad superior, quieren ser archiduques y estar por encima del resto de los príncipes. Por ello se encargan de “sacar” de un antiguo baúl de Palacio un documento en el que El Emperador Barba Roja les entregaba el título de Archiduques, El emperador lo acepta y les da tal dignidad.  Inventan un pasado, y es aceptado y dentro de ese, ese documento es el llamado “Privilegius Maius”.

Con la ascensión al trono de Carlos V de Austria, cuyo abuelo había sido Emperador, Maximiliano de Austria, comenzó una etapa de enorme poder para la Casa de Austria. Carlos estaba centrado en sus asuntos de España y América y no prestó demasiada atención a los problemas de religión en centro-Europa. Con la venta de enormes indulgencias por orden del Papa León X, para la construcción de la basílica de San Pedro,  Martín Lutero reaccionó en contra. El pensaba que eso no estaba en la biblia, y por lo tanto, no lo quería Dios, vería una iglesia corrupta, además pensaba que los alemanes debían poder leer la biblia en su propia lengua en alemán y no en latín dado que no lo sabía, pero el Vaticano solo aceptada un modelo de la  biblia, tras el concilio de Trento, la “ Vulgata de San Jerónimo”.  Se encargó a un clérigo, llamado Juan Telzen que vendiese las nuevas indulgencias especiales en todos los territorios del imperio para recaudar dinero para le gran basílica de San Pedro. Telzen provocó la ira de Lutero por la venta de las indulgencias y colgó la 95 Tesis sobre el valor de las indulgencias.  El Príncipe Federico de Sajonia prohibió al clérigo entrar en Sajonia para vender esas indulgencias, dado que tenía un colección de reliquias que le haría la competencia.  Todo empezó en 1517. En 1521 el Emperador convoca la Dieta de Worms donde quita el apoyo a Lutero dado que ve que tiene mucho poder y el siempre había sido católico. En 1530 los príncipes Electores en la dieta de Augsburgo le entregan la “Confesión de Augsburgo” por lo que el Emperador tiene que escucharla y condena al luteranismo pero no puede hacer nada dado que tiene todo el apoyo de los príncipes del Imperio. En 1550 se produce la paz de Westfalia donde se establece la doctrina de “Cuius Regio eius Religio”, quien reine,  su religión.  Carlos V dejará el Imperio en manos de su hermano Fernando y de su hijo, Felipe II. El último continuará su enorme y ferviente creencia en Dios y en la fe cristiana.

Anuncios