Etiquetas

, , , , , , , ,

COMENTARIO SOBRE EL GATOPARDO

Por

Héctor Linares González

Universidad Autónoma de Madrid. 

CONTEXTO HISTÓRICO.

La obra se ambienta en la Italia del siglo XIX, concretamente en la época de la guerra civil italiana. El proceso de unificación italiana se había producido ya unos años antes. El gran proyecto del Rey Víctor Manuel  y de su primer ministro Cavour de unificar todo el territorio italiano y formar un estado único y sólido, un reino donde su cabeza sería el rey del Piamonte-Cerdeña, el lugar de donde proviene la idea y la empresa de unificación.

el gatopardo

Portada de la película IL GATOPARDO del director italiano L. Visconti.

El proceso de unificación fue largo y complicado. No solo porque los distintos estados de Italia se resistían, como los Estados Pontificios, con sede en Roma, y gobernado por el Sumo Pontífice, el papa, y su jerarquía eclesiástica, sino también por la gran influencia Austriaca en zonas como Lombardía o Módena.  El emperador de Austria se opuso de manera flagrante a la idea de unificación del Piamonte-Cerdeña y puso ejércitos de por medio para evitar esa peligrosa empresa que tenía en mente Cavour. Alianzas con Napoleón III, batallas como la de Solferino, que dio lugar a la creación de la cruz roja por la cruenta batalla que fue, dio la victoria al ejercito franco-Italiano. Francia, a cambio se llevaría territorios italianos como el Milanesado. Austria, traicionada por Napoleón III, que incluso  fue a tener reunión con el emperador de Austria en Viena para realizar tratados para contra las ideas de unificación de Italia. Al final, tras los negocios y las tierras prometidas por Víctor Manuel a Francia, Napoleón III cambió rápido de opinión, poniéndose en servicio del Piamonte Cerdeña.  Con la rendición de Austria y la ocupación de los estados italianos como la república de Venecia o Los estados Pontificios, la unificación se produjo, aunque su gran arquitecto jamás lo vio realizado, dado que Cavour murió unos años antes de que se produjese la unificación. Algunos territorios opusieron resistencia que otros, un ejemplo fue Módena o Los Estados Pontificios, el Papa ofrecía una no rotundo y una oposición gigantesca a la idea de unificación y se tuvo que entrar en roma con un ejército. El encargado de esta operación fue Giuseppe Garibaldi, un militar italiano que con su ejército de casacas rojas fue anunciando la unificación italiana por los territorios que iba recorriendo, y dando por hecha la unificación por donde iba pasando. Fue él el encargado de unificar los Estados Pontificios. Tras este proceso el rey Victor Manuel fue proclamado Rey de los Italianos y la capital se trasladó a Roma Es Sicilia el lugar donde viven los protagonistas de nuestra obra, y comienza con la llegada de las tropas de Garibaldi a la isla..

 

LOS VALORES DE UNA ÉPOCA: EL CAMBIO Y LA NECESIDAD DE ADAPTACIÓN.

 

El Gatopardo es una obra extensa, compleja y por ultimo, una obra de arte. Pero para el análisis de la misma he decidido solo tomar dos líneas de referencia, dado que realizar un comentario y trabajo acerca de toda la gran cantidad de aspectos de la aristocracia y de la época que se tratan en las obras es muy difícil. Por lo que he decidido analizar en concreto la aptitud del noble frente al cambio que se le avecina y su adaptación al nuevo régimen, y algunas pinceladas del papel de la mujer en la obra.

El papel de la mujer, el cambio de una época a otra, un sistema social nuevo, la religiosidad del aristócrata, los intereses de los órdenes,  la vida cotidiana de la alta nobleza, el poder político y económico, y la necesidad de permanecer donde siempre se ha estado. Todo ello se muestra en el libro y en la película de “Il Gatopardo”. La obra, tanto la película y el libro son una auténtica obra de arte. Sabe mostrar de una manera brillante la sociedad de una época tan convulsa como es la que se trata. En plena guerra civil italiana se muestra la visión de una aristocracia caduca que siente auténtico terror por la caída de su mundo de privilegios. Saben bien que su mundo, el mundo en el que viven y al que no quieren abandonar se tambalea por la revolución  y la película sabe plasmar bien esa idea, el libro por su lado, con su rico lenguaje y su gran capacidad para trasportarnos a los escenarios y  a la época nos muestra en cada capítulo esa esfera de tristeza y melancolía del aristócrata. El príncipe ve como todo se está derrumbando y siente una gran tensión. El cinismo de una aristocracia que quiere mantener sus privilegios del Antiguo Régimen, y ve que si quiere seguir poseyéndolos va a tener que cambiar de forma, de apariencia, pero no en su fondo.

Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”[1].

 

Los valores de la aristocracia de la época, reacia como es normal a su perdida de privilegios y poderes en un mundo donde siempre han tenido la supremacía, es vista bien en esta obra.  La familia del príncipe se ve abrumada por los acontecimientos, lloros y llantos se escuchan en el palacio de los Salina, Garibaldi ha llegado a costas de Sicilia. Vemos como la aristocracia de la época se va de la isla, abandona el país por miedo a que será de ellos, quieren seguir viviendo como personas de la alta cuna y no quieren que ningún cambio afecta a su forma de vida. Por el primer momento se ve como el príncipe de Salina, y esto se ve mucho mejor en el libro, es fiel a sus principios y decide no abandonar su tierra, su patrimonio, y sobre todo, la herencia de un linaje que siempre se ha mantenido fiel a la monarquía de Sicilia, y sus valores y tradiciones.  Una imagen bastante ejemplar que pronto se vería empañada por la aparición de un personaje que será uno de los grandes ejes de la obra, su sobrino Falconelli. Este le muestra la imagen de la revolución que estará presente en toda la obra, es una cosa que no se puede evitar ya, entonces, si no puedes contra ellos, es mejor estar de su lado. Es en palabras un poco coloquiales lo que se quiere decir en la conversación que tienen príncipe  y sobrino. El príncipe comprende  que tiene que ser así, y si quieren seguir teniendo una posición privilegiada tendrán que adaptarse al nuevo orden social.

Todo gira entorno a esa idea, la del cambio y la permanencia, todo igual pero distinto. Es como en la revolución francesa, era quitarle el poder a unos para dárselo a otros, en ese caso la incipiente burguesía  y el campesinado, este ultimo, poco. Hay dos personajes que representan de un modo perfecto esa idea y son el príncipe de Salina, que representa al aristócrata  de ferviente monarquía, y religioso, pero a que a su vez piensa que por sobrevivir han de vender a quien sea y como sea, y si hay que apoyar a uno se le apoya con el final de perdurar en el tiempo. Aquí tenemos que hacer referencia a la conversación que tiene con el sacerdote de la familia, cuando dice:

Si la Iglesia tuviera la opción de salvarse aun dejando  atrás a los demás, lo haría, y yo lo veo bien[2].

Es la capacidad de adaptación de una aristocracia que quiere, una vez mas, quedarse como esta. El otro personaje que representa ese lado contrario, es decir, la figura de la burguesía que ha alcanzado el poder, las personas que han conseguido la riqueza y que querían un orden nuevo, grandes defensores del estado unitario, es presentado por el alcalde  de Donnafugata. El nuevo alcalde que es defensor de la causa, pero que quiere estar cuanto más cerca de los poderosos  mejor, para tener aun más influencia y poder ante el pueblo y el resto de la sociedad política. Es aquí donde se ve que ambos tienen ideologías distintas y pensamientos contrarios, pero hay una cosa que los une, los intereses. Uno quiere mantener su posición, el otro quiere aprovecharse de esta para subir, eso si, del lado de la revolución.  Esto me recuerda a una frase del líder comunista chino, sucesor de Mao Tse Tung, Deng Xiaoping “Gato blanco, Gato negro, que mas da, mientras que cace  ratones[3]. Es así, el príncipe piensa que, que mas da un rey que otro, sigue siendo monarquía y el seguirá siendo, si lo apoya, poderoso. Al igual el alcalde con sus intereses políticos y de ascensión social.

Es significativa la escena en la que se produce la votación del plebiscito del pueblo donde el príncipe vota que si a una cosa que no cree, pero sabe que así mantendrá todo su mundo, aunque se va desmoronando, aun manteniendo su poder nada será igual y eso se ve en el enlace entre su sobrino y la hija del alcalde.  En el libro todo ello es plasmado de una forma perfecta, es cierto que en la película no se ve tanto pero se puede captar si uno pone atención a los acontecimientos. El libro con su lenguaje exquisito y su gran calidad literaria, aunque puede producir a veces que la lectura sea un poco lenta, demuestra eso claramente, además de dar una cierta sensación de melancolía y de inconformismo en cada página. Y bien, con la unión entre el sobrino del príncipe, que además es otra figura perfecta para analizar ese efecto “camaleón” de la aristocracia, cuando se alista en las filas de Garibaldi para que su nombre sea conocido y respetado tanto por la aristocracia, con su gran linaje, como por la nueva sociedad emergente, como  luchador por los derechos de la nueva patria. Esta unión significa algo muy importante, se dejan de lado los valores de la época del príncipe de Salina, esos valores del linaje, de la familia, del honor y de la sangre, algo fundamental en la aristocracia, y se deja paso al interés.  ¿Por qué?, muy sencillo, se deja paso a los intereses inmediatos y se olvida todo lo demás, esa gloria de los príncipes,  los valores de la aristocracia, todo se esfuma, el joven se casa con la joven, haciendo a la joven aristócrata, y con su dote, él más rico. Aquí empieza ese ciclo de aristocracia y burguesía a favor de los intereses sociales y económicos. Es la sustitución de una clase por otra clase, de una aristocracia a una burguesía vulgar  que con gran poder económico irrumpe en escena.  Quizás, si analizamos de una forma histórica la ideología de la obra, incluso podemos sacar sesgos comunistas, es del proletariado, de la burguesía y el derrumbe de otra élite. No olvidemos que el director de la película había coqueteado con las asociaciones comunistas italianas, esto es un dato muy importante para comprender la película. En la obra, sin embardo, está escrita por un aristócrata, es algo que tenemos que tener en cuenta también.

Al final de la obra el príncipe se da cuenta que aunque siguen manteniendo una posición social privilegiada, en verdad, todo ha cambiado, todo es igual pero distinto. El ve que su mundo ya no es lo que era en el fondo, solo la apariencia. Lo añora y se funde con una gran sensación de melancolía e inconformismo por la época que le ha tocado vivir.  Se piensa que el mundo es aun peor, que los que lo han cambiando son “chacales”, en esta cita de la película se ve claramente:

“Fuimos los gatos salvajes, Los leones, los que nos sustituyan serán chacales, alimañas,  y todos juntos, continuaremos creyéndonos la sal de la tierra”

Todo va a ir a peor, esa es la visión que se ofrece de la sociedad y de la época. En el libro todo va más allá, es mas, el libro acaba con una imagen muy significativa, que en la película no aparece dado que acaba en el siglo XIX, sin embargo en el libro se termina a principios del XX, y esa imagen que antes comentaba es muy importante. Angélica es  ya mayor, y es la escena del can disecado,  y  manda que lo tiren, ese can disecado significa la aristocracia y los valores de esa época, ella sabe que eso ya no es nada en ese nuevo mundo en el que vive, además lo ve desde una perspectiva de burguesa que ha sabido alcanzar la cima. Ese perro tirado es la aristocracia.

El príncipe de Salina encuentra en la muerte su único aliento de esperanza, quiere morir para estar tranquilo. Dice “Allá arriba, en la región de perenne seguridad”, se refiere al cielo, a la muerte, donde no tiene que preocuparse de nada, donde todo es inmovible, donde está su verdadera tranquilidad y su esperanza, dado que ese mundo ya no guarda esperanzas para él. Esto hay que contraponerlo con el mensaje del alcalde que ascendió en sociedad, dice “Este ejercito, esto es lo que necesitaba nuestra patria, ahora podemos estar tranquilos”,  es la plena sustitución de una élite por otra. Lo que siempre seguirá pasando a lo largo de la historia.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL


[1] G. Di Lampedusa, “El Gatopardo”. Debolsillo, Madrid, 2007.

[2] G. Di Lampedusa, “El Gatopardo”. Debolsillo, Madrid, 2007.

[3] SOTO CARMONA, A. “Felipe González, más reformista que socialdemócrata”. Ediciones UNED, Madrid, 1987.

PUEDE INTERESARLE:

Enlace para poder ver la película El Gatopardo de Visconti en YOU TUBE.

ARTÍCULO REALIZADO POR:

Héctor Linares González.  Director del Blog.

Héctor Linares González.
Director del Blog.

Anuncios