Héctor Linares González.

Hector.linares@estudiante.uam.es

EL CONCILIO DE TRENTO. 

ImagenLa respuesta de la Iglesia católica a toda la reforma protestante. Tenemos que tener en cuanto ahora los conceptos de Contra-reforma católica y Reforma Católica. El concepto de Contra-reforma fue acuñado en el siglo XIX y también acuñado por historiadores protestantes. Acuñado también por L. Von Ranke. Quieren definir el proceso, el movimiento que la iglesia realiza en contra de Lutero. Este concepto ha sido muy criticado por los católicos. Hay varios autores como:

  1. Berman.
  2. Delumean.
  3. Bossy.

Para ellos el concepto de contra-reforma está limitando el mundo católico hacía el luteranismo, pero según dicen hay mucho más que eso. El que llega a formular el concepto de verdad es un autor francés que se llama Jedin. Plantea que todas las acciones que desarrolla la iglesia católica hay que dividirla en dos grupos: Uno que llama Reforma Católica, un movimiento de vuelta a la pureza natural y original del catolicismo e iniciado por el Cardenal Cisneros y es una reforma de la iglesia católica desde abajo.  Luego estaría la contra-reforma que serian las actuaciones de la iglesia católica contra las ideas del luteranismo.

EL CONCILIO DE TRENTO.

ImagenEl Concilio de Trento tuvo 25 sesiones, y se desarrolló desde 1545 hasta  1563.  Carlos v espera del concilio a ver si los teólogos luteranos y católicos llegan a una solución para que la cristiandad no se rompe. Pero el Papa tiene miedo a convocar el concilio, tiene otra opinión distinta, el Papa ya había aceptado la ruptura.  El papa busca dos cosas; Que la reforma no se siga extendiendo y  dejar muy clara cual es la doctrina de la iglesia sobre todo en los puntos donde no se coincide con los luteranos, dejar claro  que es lo piensa la doctrina católica de la protestante.  A pesar de que en principio se cumplen todas las exigencias de los luteranos, pero los luteranos no asisten al concilio, por lo que solo es de teólogos católicos. Estos teólogos hacen debates, los más importantes son;

  1. El debate sobre la Sola Fide.  ¿Cómo se salva a un católico?. Es la primera vez que se debate este tema.  Hay en este tema un abanico de posturas, entre las más radicales, las más próximas a los luteranos “los evangélicos” y luego están los que apoyan la palabra de la iglesia.  Pero los evangelistas niegan la consecuencia de los luteranos.  Luego estaba la posturas de los Tomistas, de Tomas de Aquino,  representada por los dominicos. Defienden que el hombre es totalmente capaz de ayudar a la salvación a través de las buenas obras.
  2. ¿Cuál es la fuente del cristianismo?. Es la biblia, y todo lo que no está en la biblia, no vale. Pero aquí se dice que hay dos fuentes del cristianismo; La biblia, y otra la “tradición de la iglesia”. El concilio lo definió como las enseñanzas de la iglesia desde el siglo I, hasta el momento del concilio.  “In Libris scriptis et sine scripto traditionibus”.  La biblia y la tradición de la Iglesia tienen la misma autoridad. Al  mismo tiempo que se debate sobre las fuentes del cristianismo, se debate sobre la propia biblia, Dado que muchos católicos piensan que el gran problema de  los católico proviene de la Biblia. El concilio se platea si esta se puede hacer accesible al pueblo y si se puede traducir y si se traduce, qué traducción debe servir.  Se declara que el único texto auténtico de la biblia es “La Vulgata Edictio”.  Tenemos una copia en el Monasterio de El Escorial.  Está en latín vulgar, es la traducción que hizo san jerónimo.
  1. Debate sobre el Bautismo; Trento establece dice que el bautismo elimina de todo pecado, quedando el alma “inocente”, pero dice Lutero que elimina el pecado pero que no elimina  la concupiscencia, es decir, esa inclinación natural a pecar.  Después  reafirman que la misa es la celebración de la palabra de Dios.  La palabra de los cristianos era un sacrificio de Jesús en la Cruz.
  1. La Infalibilidad del Papa de Roma; Está inspirado por el espíritu santo, por lo que nunca se equivoca en las interpretaciones.
  1. La Adoración de los Santos, imágenes y reliquias;  Reafirman  la adoración de los santos,  y de todo lo que de ellos parten.
  1.     El Debate sobre el Clero; El sentimiento de anti-clericalismo era muy fuerte no solo en los luteranos, sino también dentro del catolicismo. Sobre todo contra los altos cargos de la iglesia.  Eso no solamente es una respuesta a la reforma católica. Lutero quema la bula en la que le excomulga.  Pero también quema la Suma Angéica. Un libro que desde el siglo XV que sigue siendo la guía de los confesores.  Lutero lo que hace es que el clero ya no es juez de las conciencias.  El tercer libro que quema Lutero es el “Corpus Iuris Canonici”. 

 

 

LOS PROBLEMAS DEL CLERO Y LA CREACIÓN DE NUEVAS ÓRDENES.

ImagenSe hace una crítica de cómo es la estructura de la Iglesia, que es muy centralizada, donde el Papa tiene el poder absoluto. Otro problema es Cómo se nombran las altas jerarquías eclesiásticas. Para ser cardenal y altas esferas tienes que ser buen amigo del Papa, se crean redes clientelares. Las personas que se hacen de estos cargos y que no tienen esa gran creencia luego abandonan su postura espiritual para dedicarse a la política y la guerra, un ejemplo es El Cardenal Infante.  

 

Luego tenemos el clero secular, que tiene encomendada la misa y los sacramentos, no tienen salario, solo lo que cogen del cepillo, y no saben algunos ni leer.  Y el regular la predicación y la inquisición, muy unidos al Papa y por ello recibe grandes beneficios. En este sentido el objetivo del concilio es volver a la antigua dignidad de todo el clero.  El problema que en el Concilio están los que primero tienen que ser reformados, y a pesar de la gran crítica el poder del Papa no se debate, ni el tema de los Cardenales. Ellos se niegan a perder poder. Pero si hay una norma de los obispos.  Se crean grandes órdenes como la de los jesuitas.

El anticlericalismo era enorme.  Pero todos los decretos de reforma no reformaron las altas cúpulas de la iglesia. Se hicieron una serie de reformas para que el obispado se acercase más a su cometido. Y se establece:

  1. 1.     Obispos sucesores de los apóstoles.
  2. 2.     Que tuviese una edad apropiada.  Edad mínima de 18 años.
  3. 3.     Se exige que los obispos tenga una buena preparación.
  4. 4.     Se les prohibición de la acumulación de cargos, solo será obispo de una sola diócesis.
  5. 5.     Se les obliga a que tengan residencia de la ciudad de la que tengan el obispado.
  6. 6.     Se le recuerda que la obligación del obispo es predicar e impartir sacramento, como el de la confirmación.
  7. 7.     Se les obliga a visitar la diócesis para ver en qué condiciones está.
  8. 8.     Otro decreto de Trento es que se creen seminarios para la formación de los sacerdotes.  Cada diócesis tiene que tener un seminario.

Trento marca de forma definitiva de separación entre luteranos y católicos. No fue un intento de conciliación como quería Carlos V, sino que se condenó a los protestantes y se estableció la ruptura de la iglesia.  Pero hay una tercera acción de creación de órdenes religiosas nuevas cuyo objetivo  es extender la reforma, órdenes que se crean en el siglo XVI. En este contexto de creación y viendo su objetivo de extensión de la reforma, se crea un cargo, que es una figura mixta, se trata de que salgan al mundo. Órdenes de este tipo es como la de los Jesuitas, de la compañía de Jesús. En 1540 fue creada por el Papa    y fue fundada por 10 participantes, unos años después ya tenía 1000 sacerdotes.  El objetivo es la difusión del catolicismo en la calle. Se predica en calles, hospitales, tierras extranjeras e incluso en tabernas. Pero de todas las contribuciones que hicieron los jesuitas a la reforma, dos son muy importantes.

  1. 1.     La tarea educadora.
  2. 2.     Las misiones religiosas.

En cuando a las misiones, en el año 1540, San Francisco Javier viajó a la India y se convirtió en el primero que viajaría a territorios extra-Europeos para propagar la fe católica. Se establecen misiones en América, Asia, etc…  pero los Jesuitas también crearon misiones en territorios protestantes, como la Irlanda anglosajona.  Fue un éxito, hizo muchos católicos, y además recuperaron territorios para la Iglesia católica. Estas misiones están empezando a estudiarse en profundidad ahora.  A pesar de que la labor de los Jesuitas en este sentido, la más loable es la que desempeñaron en la labor educacional. Formaron a las élites europeas, a las élites  ateas y religiosas. Fundaron muchas universidades, la primera en Gandía.  En 1551 crearon en Roma el llamado “Colegio de Roma” para formar sacerdotes. Tenían Universidades, colegios y seminarios,  tenían el monopolio católico de la enseñanza.  En 1579 había más de 150 colegios católicos jesuitas. Poco después ya había más de 800 colegios.  Tenían tanto prestigio los colegios y la enseñanza jesuita que llegaron a tener alumnos protestantes.  Grandes alumnos que estudiaron es esta orden fueron; El emperador Federico, Cardenal Richelieu y René Descartes, entre otros. Escribieron una revista llamada “Memoires de Trevoux”. El desarrollo del teatro también fue de la mano de esta orden, todo con el objetivo de llevar las enseñanzas de la reforma. Todo en latín y obras católicas.  Los jesuitas fueron  consejeros y confesores de los grandes gobernadores de Europa.

La contrarreformas creó grandes diferencias religiosas en Europa. Pero no podemos pensar en un luteranismo compacto, dado que son iglesias nacionales, y la disputa de poder entre estados es muy grande. A veces hay más diferencias entre dos principados luteranos que entre católicos y protestantes. Además no es el mismo protestante holandés que uno alemán. Ni tampoco podemos pensar en un catolicismo compacto, un ejemplo es la iglesia francesa y la española. La política y la  religión no se separa nunca.  El resultado de este conflicto es un periodo de la historia de Europa que fue llamada “Las guerras de religión”. Dado que la religión, unida a la política, era lo más importante del momento. Grandes guerras se crearón por ese motivo, como la “guerra de los 30 años”, pero no solo religión había, sino también política y economía.

Anuncios