Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

               De las Tiranías a la Democracia en Grecia

        por

     Ana de la Asunción Criado

       Universidad Autónoma de Madrid. 

         

DE LAS TIRANÍAS A LA DEMOCRACIA EN LA ANTIGUA GRECIA. 

            En el siguiente artículo se pretende realizar un breve recorrido por la Antigua Atenas, en concreto por la época arcaica, momento en el cual se empiezan a tejer las primeras bases sobre las que fundamentar la democracia característica de la época clásica. Todo ello será ejemplificado mediante dos de los personajes claves en este entramado de nuevas reformas y pasos de la sociedad ateniense, que serán Solón y Clístenes. Quienes llevaron a cabo toda una política administrativa, social y militar que permitió la reestructuración del sistema ateniense y la renovación del mismo, evitando los lazos de parentesco típicos de épocas anteriores. Todo ello llegará a su esplendor con Pericles. Personaje que no será analizado en las líneas venideras por pertenecer a la época clásica, ya que el artículo se centrará únicamente en el mundo arcaico.

CLISTENES DE ATENASLa época de las tiranías, características en todo el mundo griego, tenían como objetivo derribar los lazos de parentesco típicos de épocas anteriores y eliminar del poder a los aristoi dando paso a las demandas populares, para ello, un aristoi se revelaba en contra de su propia clase, tomaba el control del poder y realizaba las reformas convenientes para terminar con esta situación. Por lo general, el tirano solía gozar de simpatía popular. La tiranía va a surgir como consecuencia de la evolución social y se caracteriza por ser un régimen temporal y provisional. Evidentemente, todo este proceso de tiranías está estrechamente relacionado con el proceso de formación de la polis y el desarrollo económico y demográfico del momento; también vinculado a los procesos de colonización. En el caso concreto de Atenas, hay que señalar que llevaban en el poder desde el siglo VII una familia aristocrática, los Eupátridas. El primer intento de tiranía, que antecede a los dos personajes protagonistas de los textos para analizar, será en el 632 a.C. con Cilón, pero será un intento fallido.

En estos momentos se palpa una crisis agraria donde estallan los conflictos entre el mundo aristocrático y las clases más desfavorecidas. En su mayor parte era una sociedad agrícola por lo que la mentalidad de los atenienses estaba muy influenciada por las tradiciones del mundo rural, no había entrado en los aspectos aperturistas de otros lugares. Atenas no tenía moneda todavía y los pagos se efectuaban por compensaciones en especie, trueque… En esta sociedad el mejor preparado era el que tenía mayor cantidad de tierra porque tenía más posibilidades de sobrevivir. Los pequeños propietarios, por el contrario, estaban expuesto a que cualquier actividad negativa los dejara sin cosecha, por lo que tenían que pedir ayuda y se introducían en el proceso de endeudamiento, en garantía de su deuda estarían sus tierras y hasta su persona, dando lugar a una acción de servidumbre hasta el punto de que algunos eran vendidos como esclavos al exterior. Aunque no se conoce la magnitud de dicho proceso el final sería el sometimiento a la esclavitud. Todo ello unido a las demandas de la clase media que participaba en el ejército pero que no tenía palabra en cuestiones políticas, dará lugar a una situación de stasis o conflicto que será lo que traten de solucionar estos tiranos.

SOLON DE ATENASEn el caso de concreto de Solón, nos enfrentamos ante un aristócrata que goza de apoyo social, en gran medida por sus triunfos militares en las luchas de Atenas contra Megara. Además de esto es político (ex-arconte) y poeta, merece destacar para analizar este periodo uno de los poemas del propio Solon, Elegías, fr. 4 West, 30-39. A Solón se le elige durante un periodo de tiempo muy concreto en la ciudad de Atenas con unos poderes muy especiales a medio camino entre tirano y arconte. Entre sus propios escritos, veremos como él mismo rechazó la tiranía por lo que resulta un caso bastante peculiar. Pero a parte de todos estos datos lo que verdaderamente nos interesan son sus reformas y sus ideas de gobierno explicadas detalladamente en el poema señalado con anterioridad.

En primer lugar, se puede apreciar cierta apología personal en cierto puntos del documento. Pero lo que verdaderamente interesante de todo esto es la visión que él tiene del gobierno de Atenas y las reformas que cree necesarias para el buen funcionamiento. En primer lugar, señalar la crítica contra los aristoi, calificándolos como perros “me revolví como un lobo acosado por los perros”, pero además en escribe “si otro, en mi lugar, tiene la vara, un tipo malévolo y codicioso de bienes no hubiera contenido al pueblo”; esto puede ser interpretado de dos formas. Por un lado, que está realizando una crítica al gobierno de los aristoi, o bien, que se está refiriendo al gobierno de los tiranos. Esta última opción parece ser más extraña puesto que algunos autores lo consideran al propio Solón como un tirano. En cualquier caso, la crítica a los aristoi es evidente.

Das Zeitalter des Perikles / Foltz  El otro punto fundamental para tener en cuenta en los temas descritos por Solón en el texto son todas las medidas que este tomó durante su gobierno en Atenas. Entre ellas destaca: “reconduje Atenas”, “y a otros exiliados”, “infame esclavitud”. Esta descripción bastante escueta de sus reformas nos conduce a mencionar dos reformas esenciales que este llevó a cabo. En primer lugar, las reformas socioeconómicas (seisachteia); mediante la cual cancela las deudas e hipotecas de la tierra; aumenta el desarrollo de exportaciones de cereal; promociona el cultivo del olivo, de la artesanía; ningún campesino podía ser esclavizado…entre otras muchas cosas, todas ellas con una única intención solucionar la crisis social y la servidumbre. En segundo lugar, mencionar las reformas políticas de base timocrática. Divide a la sociedad en cuatro clases sociales (pentakosiomedimnoi, hippeis, zeugitas y thetes) proporcionales al nivel de renta (medido en grano). En función de estas clases la población tiene acceso a una determinada participación política y en el ejército.

Evidentemente, esto fue un importante avance con respecto a la época anterior que todo funcionaba gracias a los vínculos de parentesco, a los lazos de sangre. Sin embargo, no todos los grupos sociales estuvieron de acuerdo con estas medidas; pues algunos las consideraron insuficientes y otros como sus compañeros de clase, por el contrario, las determinaron de excesivas por tomar medidas como la abolición de las deudas. Los grandes beneficiados de estas será la clase media capaces de costearse su armamento pero que anteriormente no podían participar en la política. Su escrito refleja estas dificultades y que finalmente tuvo que retirarse por el descontento que le mostró su pueblo, como bien señala en las primeras líneas del documento.

Por último, un concepto importantísimo que Solón menciona en varias ocasiones es el del buen gobierno, además señala que todas las reformas las hizo “con autoridad, combinando la fuerza y la justicia, lo realicé y llevé a cabo lo que prometí”. Estas ideas se denominan con el concepto de eunomía, son sociedades con una ley para todos, mostrando un equilibrio necesario. Solón se marcha dejado todo en orden, con un buen gobierno. Pero como ya se ha señalado, todas estas reformas resultaron ser insuficientes. Por ello, tras Solón tiene lugar una nueva tiranía, la tiranía de Pisístrato (564-510 a.C.) y tras la caída de la misma el intento oligárquico de Iságoras, pero tras ser expulsado de la ciudad se produce la llegada de Clístenes.

Clístenes contaba con un gran apoyo popular, la sociedad ateniense no quería ni un régimen tiránico ni la vuelta de los aristocráticos, si no que gobernasen las instituciones de la polis. Esto significa que la ciudad de Atenas había alcanzado la suficiente madurez como para poder tomar este tipo de decisiones sin necesidad de regímenes más autoritarios; la participación de los ciudadanos comenzaba a tomar un papel protagonista.

           LEY GRIEGA La Constitución de los Atenienses es una obra de trabajo dirigida por Aristóteles, formada por 158 constituciones con el fin de reflejar enciclopédicamente la cultura legislativa de su tiempo. Trata de una realidad legislativa de la gran ciudad estado en unos contextos determinados, de innovaciones político-administrativas y del pensamiento heleno sobre la configuración político social de Atenas. Para ello, Aristóteles, emplea un método descriptivo, los dos temas principales son: la historia política de Atenas y la descripción del sistema y organización del sistema ateniense. En el fragmento 21, en concreto, se describen cuidadosamente las reformas realizadas por Clístenes.

En primer lugar, se encarga de llevar a cabo una redistribución de la población pasando de cuatro tribus a diez, además esta redistribución conlleva una nueva división en 30 partes en función de los demos. Así, diferencia tres zonas: zona del asty (Atenas y el puerto de Atenas), la zona de la paralía (costa) y la zona de mesogeia (los del interior). Cada tribu tiene un tercio de demos de cada zona, los demos de cada zona se combinan en las denominadas trittyes. Todo ello da lugar a la disolución de los lazos de parentesco anteriores, se elimina el predominio de ciertos linares y se da una nueva mezcla de población. El demos, entendido como lugar de residencia, cobra mayor importancia con una serie de instituciones a cargo del demarca. Crea un nuevo consejo, denominado Consejo de 500 que pasa a tener 500 miembros (50 por cada tribu), se encarga de elaborar los proyectos de ley y se somete a la asamblea. Se cambia todos los años y se accede por sorteo. Estas son las reformas que se extraen del documento comentado, pero además de todo esto, realiza algunos cambios en algunas instituciones como puede ser el areópago al que dota de tres funciones fundamentales (dokimasia, euthyna y eisanguelia). Todas estas reformas que se acaban de mencionar corresponden al plano político-administrativo, pero también hubo nuevas medidas en el plano militar o una de las más características conocidas como el ostracismo como medida antitiránica.

En el fragmento 21 es evidente lo que pretende remarcar con insistencia Aristóteles; de todas las reformas que efectuó Clístenes destaca la reforma que terminó con los lazos de parentesco, fratrias y genos característicos de épocas anteriores. De este modo, se creaba una sociedad mucho más igualitaria y justa que unida a las reformas realizadas por Solón daban lugar a una mayor participación ciudadana. Todo ello concluiría posteriormente en época clásica con la llegada de la democracia o con la democracia radical de la época de Pericles (siglo V a.C.). Sin embargo, no se pueden obviar estos importantes avances de la época oscura que sentarán las bases para la futura democracia.

Si ponemos en relación los dos textos mencionados estableceremos una continuidad evidente, es decir, una evolución de la historia ateniense en la que el pueblo conforme pasa el tiempo aumenta la demanda de participación, tomando conciencia de ello Solón comienza a sentar las primeras bases; que serán complementadas por Clístenes con sus nuevas medidas y que serán los primeros pasos para llegar a la democracia en época clásica donde se verán completamente conseguidas estas demandas de la población. Como hemos visto Solón se retiró porque el pueblo consideró que sus medidas eran insuficientes, por eso, tiempo después Clístenes las amplía. Pero no nos debe conducir a error este interés en el cambio no se producía por parte de toda la población, puesto que los aristoi que veían quebrado su poder e intereses no estaban conformes con todo ello. Aún así, a pesar de que Solón no concluyera satisfactoriamente todos los proyectos de los ciudadanos si se pueden establecer unos objetivos comunes para los dos gobernadores. Ambos tenían un objetivo común esencial, mirar por los intereses de los ciudadanos y por el bien común, ejerciendo un buen gobierno designado con el nombre de eunomía. Para ello pretendían derribar el poder de los aristoi, resolver la situación de stasis, que la población participara en mayor medida en cuestiones políticas y evitar la tiranía como forma de resolver todo esto. Es probable que la oposición al régimen tiránico se perciba de un modo más claro en el caso de Clístenes que en el de Solón, pero como ya se ha señalado en algunos de sus escritos Solón también se muestra contrario a dicho régimen.

En resumen, lo que a mi entender conviene resaltar, en cuatro líneas después de todo lo analizado, es que la historia de Atenas es el reflejo perfecto de una historia en continua evolución, en la que se establecen las demandas sociales de forma paulatina. Hasta tal punto de sentar las bases, ya en época arcaica, de lo que será la democracia ateniense del siglo V, llegando a su punto álgido con Pericles y lo que hoy conocemos como “democracia radical”.

Fuentes bibliográficas:

  • Aristóteles, “La reforma de Clístenes en Atenas”, Constitución de los atenienses,
  • Hall, J.M., A History of the Archai Greek World ca. 1200-479 BCE, Oxford, 2006.
  • Osborne, R., La formación de Grecia 1200-479 a.C., Madrid, 1998.
  • Raaflaub, K.A., & Van Wees, H.A., A companion to Archaic Greece, Blackwell, 2009.
  • Solon, Elegías, fr.4 West, 30-39, trad. Carlos García Gual, Alianza.

ARTICULO REALIZADO POR 

ANA_COLEGIO[1]

ANA DE LA ASUNCIÓN CRIADO.

Vice-Directora de la Página.

Anuncios